sábado, 13 de diciembre de 2008

El barquero inculto


Se trataba de un joven erudito, arrogante y engreído. Para cruzar un caudaloso río de una a otra orilla tomó una barca. Silente y sumiso, el barquero comenzó a remar con diligencia. De repente, una bandada de aves surcó el cielo y el joven preguntó al barquero:
--Buen hombre, ¿has estudiado la vida de las aves?
--No, señor -repuso el barquero.
--Entonces, amigo, has perdido la cuarta parte de tu vida.
Pasados unos minutos, la barca se deslizó junto a unas exóticas plantas que flotaban en las aguas del río. El joven preguntó al barquero:
--Dime, barquero, ¿has estudiado botánica?
--No, señor, no sé nada de plantas.
--Pues debo decirte que has perdido la mitad de tu vida -comentó el petulante joven.
El barquero seguía remando pacientemente. El sol del mediodía se reflejaba luminosamente sobre las aguas del río. Entonces el joven preguntó:
--Sin duda, barquero, llevas muchos años deslizándote por las aguas.
?Sabes, por cierto, algo de la naturaleza del agua?
--No, señor, nada sé al respecto.
No sé nada de estas aguas ni de otras
.
--¡Oh, amigo! -exclamó el joven-.
De verdad que has perdido las tres cuartas partes de tu vida.
Súbitamente, la barca comenzó a hacer agua. No había forma de achicar tanta agua y la barca comenzó a hundirse. El barquero preguntó al joven:
--Señor, ¿sabes nadar?
--No -repuso el joven.
--Pues me temo, señor, que has perdido toda tu vida.


*El Maestro dice: No es a través del intelecto como se alcanza el Ser: el pensamiento no puede comprender al pensador y el conocimiento erudito no tiene nada que ver con la Sabiduría

26 comentarios:

Angeles dijo...

Perfecta historia!!!
Esto lo resume todo...sólo hay que saber lo esencial. Pero lo importante no deja tiempo para lo verdadero. Y así se pierde la vida. Ver esto es estar iluminado.
Bellísimo!!!
Que podamos distinguir lo que es necesario para nuestro camino.(es mi deseo)
Gracias por tu luz.
Un beso.

La Lola dijo...

Esta historia habría que ponerla en mayúsculas y en muchos lugares, para que los petulantes, eruditos y "sobrados", no piensen que los que no son como ellos no saben nada, el ser persona va antes de todo lo demás y para eso hay que tener mucha inteligencia y sabiduría.
Un abrazote grande

Juan Antonio dijo...

Excelente.
Me recordó aquel hombre que usaba su botecito como medio de transporte cruzando el rio a las personas de un pueblo a otro.
Un día transportaba a un hombre de evidente mal humor, ya en la mitad del rio este pasajero le pregunta al placido remero…
.- Dígame remero, como es la gente de aquel pueblo al otro lado de este rio..?
A lo que el remero le contesto;
…Y dígame señor con son las personas del pueblo de donde usted viene…?
.- Terribles remero, terribles, por ello me voy de este pueblo, son egoístas, malvadas, irresponsables, habladoras y flojas.
A lo que el remero respondió.
… Bueno señor, las del otro lado del rio, en este pueblo… son iguales.

“Entender la existencia es comprender, que la mente no es el camino, para disfrutarla“.
un abrazo

hoy dijo...

También es mi deseo poder distinguir, aún hoy mi mente divaga en trivialidades que me roban la alegría, es increible ver como soy capaz de abanzar cien pasos y retroceder otros cien sin darme ni cuénta, lo bueno volver a despertar siempre...
JAJAJA DE NADA DE VERDA QUE ME ENCANTARÍA PODER OFRECER LUZ.
BESAZOS!!!!

hoy dijo...

Lola la verdad que conozco a bastante gente "petulante", ellos se creen eruditos, y yo no lo niego, pero hacer sentir mal a una persona por ello demuestra que no gozan de esa exquisita educación de la que presumen, uno de los requisitos para saber nadar en éste complicado mundo es tratar a las personas (todas) con dignidad y no menospreciar, aún así siempre pensé que la petulancia ésta muestra una necesida de ser alabado o escuchado, admirado... no sé una carencia como las miles que tenemos los setes humanos, unos de mis mejores amigos es el ser más culto que conozco y sin embargo junto a él nunca me he sentido menos al.revés siempre me infunde el placer de aprender...
BESITOS LOLA!!!

hoy dijo...

Juan Antonio el cuento que relatas me encanta enseña mucho de la vida, ¿sabes? yo a veces me estoy dando cuenta que todo lo que he aprendido en el colegio, universidad, etc... no es lo que me ha servido día a día, no le quito importancia al intelecto, pero aprender a vivir no tiene nada que ver con todo ésto, es otro arte es otra esencia, y hoy quiero aprender a dotar mi día a día de calidad...
BESOS!!!!

Rachel dijo...

qué bonita entrada, es curioso el tiempo que malgastamos con cosas que no nos sirven para nada y el que no utilizamos en vivir cosas importantes, a veces, pequeñas y obvias...nos queda tanto por aprender. Gracias por compartirlo.

Besos,

Rachel

hoy dijo...

De nada Rachel, es bueno ser consciente del tiempo que invertimos en cosas triviales y de lo que nos queda por aprender, BESITOS COMPAÑERA!!!

Caballero Azul dijo...

Excelente historia ...

me ha gustado mucho

hoy dijo...

Me alegro de que te haya gustado caballero azul :)

Fiona dijo...

Muy cierta la historia.La sabiduría no se aprende de los libros.No hay que menospreciar a nadie.Hay personas muy sabias que no han pisado una escuela en su vida,y que nos pueden dar lecciones de lo que es realmente esencial en una existencia.

Besos y abrazo :)

hoy dijo...

Eso es lo que quiero decir la sabiduría no se aprende en los libros, tanto estudiar tanto desarrollarse y a veces te das cuénta que para la vida cotidiana estás en pañales, jajaja y no le quito mérito al culturizarse y querer aprender tan sólo cuénto con éste cuento algo de mi experiencia...
besitos fiona : )

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hermosa reflexión, como siempre aprendiendo de tu blog..!!

Te dejo un abrazoo grandeee!!

hoy dijo...

Muchas gracias Beatriz, eso me gustaría pensar que todos somos capaces de aprender lo importante...
besos para ti!!!!

Sailor© dijo...

A veces podemos tener todo el conocimiento del mundo, ser master, doctor, etc.
Pero nos dejan en una isla con una barca y todos nuestros titulos, propiedades y demases no nos sirven...

En ese momento lo único que necesitamos es saber nadar... en la vida...
Yo estoy aprendiendo... tambien a pescar...uno nunca sabe!!!


Un abrazo

hoy dijo...

Sailor© aprender encima a pescar debe ser todo un lujo, yo a veces me hundo, y un amigo, algún suceso me hace reflotar y seguir luchando por éste nuevo estilo de vida, es increible la voluntad humana siempre renace, siempre hay donde cogerse para seguir, por lo menos cuando la intención principal es vivir... Me queda mucho, lo sé pero también sé que cada día nado con algo más de seguridad...
MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TU VISITA, SIEMPRE DEJAS LUZ CON TU PRESENCIA...

MARIO ALONSO dijo...

Coño!!! Eso le pasó por listo!!! Menos mal que yo sé nadar, porque de aves, botánica y aguas... ni idea!!!

hoy dijo...

Yo ahora me doy cuénta que no nado tan bien como pensaba, por lo menos hoy me está quedando claro, quizá lo mejor sea tirarme a la mar, a grandes males grandes soluciones...
GRACIAS POR TU VISITA!!!!

Pedro dijo...

Leí la historia hace tiempo, y francamente me hizo reflexionar de lo lindo, igual que ahora cuando me la vuelves a traer a la mente.
No podía estar más de acuerdo con la conclusión.
Gracias por haberme dado la oportunidad de conocer tu blog, es fascinante. Ahora mismo lo enlazo al mío, así lo tendré más cerca.
Un abrazo.

Lidia M. Domes dijo...

Muy bello el relato y muy cierto...

A verces la mente nos atrapa, tratando de captar toda nuestra atención, y nos pasea, para aquí y para allá, y nos impide disfrutar cada instante con plenitud...

Abrazos,

Lidia

hoy dijo...

Gracias a ti por enlazarme Pedro, me gustan mucho las historias o reflexiones que nos hacen comporender qué es lo importante, por donde puede hayarse el verdadero camino, soy caminante y voy tras la sabiduría aunque a veces se me haga duro...
gracias por venir a compartir : )

hoy dijo...

La mente Lidia a veces ha sido mi enemiga a veces mi tabla de salvación, quiero desprenderme de ciertos pensamientos incrustados en mi, no sé si desde la niñez o que yo los cultivé pero quiero soltarlos para poder volar más alto, para no esconder mis flores con espinas.
MUCHOS BESOS LIDIA!!!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Es verdad
el verdadero saber
es el del ser
lo demás es falso
e ilusorio...

Te bendigo

Isaac

hoy dijo...

gRacias Isaac, siempre un placer encontrar tus bendiciones aqui


BESOS PARA TIªªªª

Bacdiras dijo...

Una deliciosa perla de sabiduría. Y desgraciadamente aún en nuestro sistema educativo se valora mucho la cantidad de conocimiento, la capacidad de razonar, la lógica, que aunque necesarias, por sí solas no nos dan necesariamente la sabiduría ni tampoco la felicidad.

Feliz Navidad y un besilo.

hoy dijo...

Bacdiras hace tiempo comprendí que todo lo que sabía no me servía para vivir, veo evidentemente muy bien todo lo que he aprendido en la escuela, instituto, universidad... pero a veces me planteo por qué no se preocuparon ni un poquito de enseñarme todo lo que trato de aprender ahora, o por lo menos alguna noción en la que agarrarme para yo luego continuar, ahora comprendo que de lo más importante que hay es aprender a vivir, es paradójico, parece que con respirar fuera suficiente...
FELIZ NAVIDAD PARA TI TAMBIÉN!!!!! : )